domingo, abril 28, 2013

Serie Blue Ifonche - Parador...conquistado...en huaraches

El sábado, según lo previsto estábamos a las 9 en Ifonche...empezaba la prueba más dura que nos habíamos puesto como reto desde hacia más de un año. Aquí estábamos Zenón, Pili, Fran y yo listos para el ataque

Arrancamos con buen paso en una mañana de condiciones ideales para esto del correr por monataña.
Pronto, en la subida, como ya es costumbre se me vuelven a cargar los sóleos o el tendón no se muy bien que...así que como llevaba las huaraches en la mochila me cambié las NB 110 por mis huaraches de autoconstrucción... Y bualá...fuera dolor,así que a ver hasta donde llego con éstas...



El tramo, hasta Vilaflor, si no fuera por las secuelas del incendio del año pasado, es de una gran belleza e ideal para una carrerita, sendero bien señalado ya que es parte de GR131 y buenas combinaciones de subidas y bajadas.



Ya en Vilaflor, avituallamiento, no al estilo carrera organizada, sino al estilo canario, un buen bocadillo...Por cierto aquí se unieron Marisa y Jaime hasta el final...



De aquí continuando por la GR131 dirección Guajara (no, la de La Laguna), 11,5km de recorrido...previsión de 3 horitas...



Justo después de cruzar la pista de madre del agua nos salimos un poco del recorrido de la blue, por lo que nos saltamos el paisaje lunar. Pero justo encima de este retomamos la ruta de la Blue que seguía coincidiendo con la Gr131.


El tramo más exigente por el tipo de superficie (picón) y por la altura, ya por encima de 2000m. Y sigo en huaraches...

Al terminar el picón, quedan dos km más de ascención y entonces ya la cosa se pone plana...la Degollada ya está a la vista...

Y al fin el Teide...

De aquí otros 5 km y a por el conejo encebollado de Ifonche y un bañito....

Por cierto yo que cuando leo por ahí cosas de la gente que corre ultras en huaraches, me crea muchas dudas...pues se me han quitado, hice 24 km en huaraches... y los pies no sufrieron ni un rasguño... o sea que con entrenamiento, lo veo muy factible. Además las sensaciones enganchan. Quizás la única pega es que en las bajadas hay que conservar más....algo inventaremos.